| Agost, jueves veintidos de junio de dos mil once
Portada | Adida | Mi agost.com | Webmail | Webcam | El Clima | Muro ( Redes Sociales ) (N) |
raya
cas val eng | a A | |
Para referirte a Agost en redes sociales utiliza alguno de estos Hashtag: #pobleagost , #03agost, #agostcom


Angel Román Villalta
Fecha artículo : 29 May 2005| Lecturas : 0| Votaciones: 12 | Promedio: 2.7 Bueno|

LOS ASTURES

Érase una vez un Reino donde había un Rey muy feliz, llamado Astur el cual era muy bueno y querido por todos sus súbditos. Y este Rey de la noche a la mañana se puso enfermo y le empezaron a dar fiebres muy altas y grandes escalofríos. Y además de eso no podía dormir por las noches. Y entonces la Reina mando llamar a todos los mejores médicos, alquimistas y brujos de la época, para que intentaran ver cual era el problema y así poder sanar al Rey, el cual era bueno. Y al paso del tiempo nadie lograba ver cual era la enfermedad, ni lograr que remitiera esta. Ni el bufón de la corte, lograba que el Rey se alegrara, y por lo menos pasará contento los últimos días de su vida. Y un día el bufón, le dijo a la Reina, que el tenía un amigo de la infancia el cual regentaba una finca con unos 5000 manzanos, la cual pertenecía al Reino. Y existía una leyenda, en la cual había un manzano muy viejo y antiguo, el que poseía propiedades curativas en el que creía en él. Entonces la Reina, mando al bufón con un pequeño ejército a buscar a ese amigo para hacerlo venir y ver al Rey. Tras pasar 3 días de ida, el bufón con el ejército encontró a su amigo y contándole el estado del Rey, hizo que su amigo fuera a la Corte.

Y tardaron otros tres días en llegar a la corte, y el Rey estaba ya muy débil y muriendo. Y el amigo que se llamaba Román hablo con el Rey, y le dijo: En mi finca es cierto que existe ese manzano, y que según dicen mis antepasados, tiene propiedades curativas. Pero tiene un problema, es que esas propiedades solo son efectivas cuando uno cree, y el Rey que ya no sabía que hacer creyó, y que si arrancaban dicho árbol para llevarlo a la corte para así disfrutar de dichas propiedades, el árbol se secaría y dejaría de tener dicho don esta era una forma de proteger el árbol y era cierto de que si lo arrancaban para transplantarlo se secaba. Entonces el Rey mando a su finca a Román a que fuera a buscar dicho manzano y que le trajera fruta. Tardo Román con una escolta de 15 soldados 3 días de ida, 1 día en encontrar el manzano mágico y coger tres manzanas. De las cuales cogió una manzana grande, una mediana  y una pequeña. Y tardo otros 3 días en volver. La Reina estaba muy triste y muy apenada, por que el Rey estaba ya pereciendo y los días pasaban y Román no llegaba. Y llego el día, el que apareció Román y hubo esperanza. Llegó con las manzanas y fue a ver al Rey. Y ya estando el Rey, que se encontraba muy débil, le ofreció la fruta y le dijo:
- Como ya le dije la otra vez, sólo quien cree y tiene fe, le surgen los efectos curativos de la manzana mágica. Tiene que elegir una de las tres manzanas, la grande, mediana o pequeña.

    Y como el Rey era humilde y honesto pensando, no sabía cual coger. La Reina le dijo que cogiera la manzana grande, ya que como era el Rey, era el más grande del Reino. El bufón le recomendó que cogiera la manzana mediana, ya que era mediano de estatura y esa era la que debía coger. Y Román le dijo que cogiera la manzana que le guiara su corazón y la cual le salvaría.

    Entonces el Rey guiado por su corazón y humildemente cogió la manzana pequeña, y se la comió. Y pasó un día y se fue a descansar. Los médicos le daban un día de vida y el Rey tuvo fe.

    Pasó la noche y a la mañana siguiente amaneció y todo el Reino estaba pendiente de la salud del Rey y de si había conseguido un milagro y este había sanado o todo lo contrario. Y el Rey se levanto y mejoro su salud de tal forma que pudo levantarse sin ayuda y pudo ir al balcón del Castillo y dar la buena nueva de que había sanado a todos sus súbditos.

    Y entonces por este motivo, le concedió un deseo posible a Román, dentro de su mano, y Román le solicito, de que como tenía la finca de manzanos que era muy grande, y la cual pertenecía al Reino y desde el hecho de haber curado al Rey, una de su fruta, corría el peligro de los truhanes, ladrones. Solicito pues tener un pequeño ejercito de 30 soldados y en el cual el fuera el mando de estos. El Rey vio que eso era bueno, y que Román lo decía para perpetuar la finca y la fruta y dio los galones de Alférez a Román de ese ejército, el ejército de LAMANZANA.

    Y desde entonces, el Rey Astur, en su Reino Asturias, tomo la fruta del manzano, la manzana como fruta nacional, con denominación de origen, así como su zumo y la sidra. Y para defenderse de los ataques berberiscos la utilizo para que sus soldados tuvieran fe y así poder resistir y los soldados tuvieron fe y creyeron y resistieron a los berberiscos y nunca estos entraron en la tierra de los ASTURES, ASTURIAS.

Y hasta el día de hoy, sigue como fruta nacional y todos en la corte fueron felices y comieron perdices.-


    Autor: Angel Román Villalta.-
 

Corralejo- La Oliva (LAS PALMAS) a 10 de febrero de 2005.-

Este cuento está dedicado a mi familia y en especial a Rosa, ya que ella ha sido una de las causas que yo lo escribiera.-


Valora este articulo:
Usuario: Palabra Paso:

raya
Agost.com
La pagina se creo en: 0,051 segundos.
-
Creative Commons License. Español   Catalan
Se permite copia, difusión, modificación y reproducción parcial o total del contenido siempre y cuando figure el autor inicial del texto y su uso no sea Comercial. Todas las copias deben llevar esta nota. En el caso de usos comerciales, por favor, póngase en contacto con: adida (-arroba-) agost.com