| Agost, jueves diecisiete de agosto de dos mil once
Portada | Adida | Mi agost.com | Webmail | Webcam | El Clima | Muro ( Redes Sociales ) (N) |
raya
cas val eng | a A | |
Para referirte a Agost en redes sociales utiliza alguno de estos Hashtag: #pobleagost , #03agost, #agostcom


Severino Torregrosa
Fecha artículo : 01 May 2000| Lecturas : 0| Votaciones: 129 | Promedio: 2.5 Regular|

UNA  DE  O.V.N.I.s
(Relato real de un avistamiento)


Tal vez, el significado de las siglas O.V.N.I. lo tengamos un tanto distorsionado; ya que generalmente, cuando oímos o leemos sobre el "avistamiento" de un O.V.N.I., nos viene a la mente, que alguien ha visto una nave espacial de origen extraterrestre, con ventanitas e incluso con algún E.T. observándonos. "Esto", no es lo que vimos. Lo que vimos fue realmente un "objeto volador no identificado" que es el significado literal de O.V.N.I.

La fecha:
 
ATARDECER DEL JUEVES 15 DE OCTUBRE DE 1.998. Eran las 8 y 4 ó 5 minutos de la tarde. Me guío en que a la salida de la localidad de MONFORTE DEL CID habían dado las señales horarias en la radio del coche que siempre llevo encendida. MONFORTE DEL CID es una ciudad distante unos 11 Km. de AGOST que es donde residimos y cuyo trayecto de ida y vuelta, efectuamos cada día dos veces. Es decir a las 2 de la tarde al ir a  dejar a nuestra hija al PUB donde trabaja, y a las 7.30 de la tarde  para ir a recogerla. A la salida hacia AGOST, ya era casi de noche; después de una recta de mas de 3 Km., se llega a un paso a nivel que enlaza con otra recta. Al poco de salir del paso a nivel, me llama fuertemente la atención dos hileras de luces rojas que pasan por el cielo, a una altura de unos 100 m. y a una distancia de unos 200 m. del frente del coche atravesando la carretera de derecha a izquierda y a una velocidad relativamente lenta. Como si fuese una caravana de coches con sus luces rojas traseras encendidas circulando por el aire. A los 8 o 10 segundos, mi mujer que era quien conducía y que al parecer, no se había percatado hasta entonces, dice con voz alterada: ¿... eso que es ...? no lo se. Contesté, con voz casi 
inaudible, mientras que mi mirada con ojos como platos seguían la trayectoria de las luces. Instintivamente volví la cabeza hacia la derecha buscando el punto de procedencia. "Aparecían de la nada". En aquel tramo de carretera no había ni árbol ni montículo que pudiese ocultar el lugar de origen. Volví la cabeza hacia la izquierda para ver a donde se dirigían; después de unas centenas de metros, las luces rojas que 
habían "circulado" paralelas desde que aparecían, perdían ese paralelismo y cada una de las luces hacía una trayectoria irregular distinta de la de "su pareja" que hacía una "S", una espiral o una elevación en vertical, desapareciendo después en la casi ya total oscuridad. Con todo esto, el coche seguía su trayectoria rebasando la vertical de las luces; ya habíamos pasado por debajo de ellas y ya no las veíamos desde dentro del coche.

A escasos 400 m. vuelve a aparecer la formación de luces rojas frente al coche. Perfectamente ordenadas en su inicio, pero esta vez mas lejanas, por detrás de una urbanización residencial llamada POZOBLANCO situada allí. Al acercarnos dejamos de ver las luces porque unos arbustos y unos cultivos de viñedos situados al lado de la carretera nos impiden la visión. Siguiendo la carretera a 1 Km. escaso, vuelven a aparecer las luces a nuestra izquierda. Todavía no se como conseguí que mi mujer parara el coche, ya que mi hija no paraba de decir ... "no pares; no pares; vámonos; vámonos; ..."Paramos el coche en el entrante de un camino. Bajamos del vehículo y estuvimos observando "in situ" las trayectorias y las evoluciones de aquellas luces. Recuerdo que pasó un coche, que sin parar volvió la cabeza en dirección a las luces al vernos a nosotros de pié detrás del coche y con la mirada clavada en el cielo.A los 25 o 30 segundos desaparecieron. Pasados unos minutos de mirar el cielo sin detectar nada, reanudamos la marcha. A la llegada a AGOST, busqué rápidamente una cámara de fotos y me dirigí nuevamente al lugar de los hechos. Estuve por espacio de mas de hora y media escrutando el cielo en todas direcciones, incluso busqué una zona cercana un poco elevada para tener mayor campo de visión, pero allí nada pude ver ni escuchar que no fuera normal. Volví a casa con la mente hecha un lío. Aquella noche no conseguí dormirme, analizando punto por punto aquel suceso, y aplicando en cada momento mi modesta sabiduría sobre el tema. No me considero un erudito pero tampoco un profano en la materia. Este tema, como cualquier cosa relacionada con la ciencia y la investigación siempre me han apasionado. Siempre me he interesado en el porque de las cosas. Mi cultura es media. Tengo un titulo universitario; he estado 23 años empleado en la banca, y actualmente tengo 50 años y estoy jubilado por motivos de salud; lo que me hace disponer de muchas horas al día, para leer, meditar y saber que los pies los tengo en la tierra; es decir a los 50 años, ya hay pocas cosas por las que te sorprendes. A esta edad, te lo crees todo y no te crees nada. Al día siguiente al efectuar el desplazamiento de la tarde, detuve el coche en aquella zona y estuve por espacio de 45 minutos con la cámara de fotos preparada escudriñando el cielo en todas las direcciones sin detectar la menor incidencia.

Con todo ello, he tratado de poner en orden mis pensamientos.

1.- ¿Pudo ser algún tipo de reflexión sobre alguna capa baja de nubes, de las luces de los coches que circulaban por la carretera nacional, que pasa a 3 Km.?No creo. Si bien las luces aparecían perfectamente ordenadas una detrás de otra y de dos en dos, al final de su trayectoria, digamos que se "desmadraban" cada una por un lado.

2.- ¿Pudo ser algún efecto de espejismo igual que sucede en verano, que el calor calienta las capas bajas de la atmósfera y vemos como si estuviese la carretera mojada? Tampoco parece probable. La temperatura era fresca y "se movían". Si bien los espejismos parece ser que pueden darse también en zonas frías, permanecen estáticos. Creo.

3.- ¿Pudo ser alguna manifestación de electricidad (estática, arco voltaico, etc) sobre los cables de alta tensión que hay allí? No. Las hileras de luces "circulaban" por espacios carentes detendidos eléctricos. 

4.- En la radio del coche (la llevaba en A.M. oyendo las noticias) no aprecié la menor alteración ni interferencia. Siempre he leído que la presencia de un O.V.N.I. altera el campo magnético, las ondas de radio, los instrumentos del coche, etc. 

5.- ¿Pudo ser algún tipo de maniobra militar de un campo de tiro cercano a aquella zona? No. Fue lo primero que pensé; por eso me acerqué hasta las inmediaciones del campo de tiro y estaba desierto. No habían maniobras esos días. 

6.- En la hora y media larga que estuve en medio del campo escrutando el cielo, estuve en plena oscuridad, es decir no había ningún tipo de Luna; lo que daba cierta ventaja para haber podido apreciar cualquier "movimiento".

7.- De haber ido solo en el coche, se me habría pasado por la mente, el que hubieran sido figuraciones mías, alucinaciones, imaginaciones, ilusiones ópticas, etc., no reales. Pero al ir acompañado y coincidir mis visiones con la de mi mujer y la de mi hija, descarto esta posibilidad. Mi mujer no quiere hablar del tema porque dice que no sabe explicar lo que eran aquellas luces. Mi hija dice que no quiere saber nada porque todo eso le da mucho miedo y no quiere recordarlo.

8.- ¿Pudo ser algún tipo de avión? No. Aquello solo eran luces. Volaban muy bajas, en hileras y después se "alborotaban".

En consecuencia. Estoy muy confuso y lo que más me vale es que tengo 50 años y a esta edad se distingue con bastante acierto un avión, un coche o cualquier otro cosa conocida, de aquellas luces. Desde ese día llevo una cámara de fotos en el coche. Seguimos el mismo trayecto dos veces diarias. Y escruto el cielo en cada recorrido esperando encontrar alguna respuesta que tenga algún sentido lógico.

Valora este articulo:
Usuario: Palabra Paso:

raya
Agost.com
La pagina se creo en: 0,050 segundos.
-
Creative Commons License. Español   Catalan
Se permite copia, difusión, modificación y reproducción parcial o total del contenido siempre y cuando figure el autor inicial del texto y su uso no sea Comercial. Todas las copias deben llevar esta nota. En el caso de usos comerciales, por favor, póngase en contacto con: adida (-arroba-) agost.com